Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
4 janvier 1980 5 04 /01 /janvier /1980 17:05
IMAGEN DONDE SE MUESTRAN ALGUNAS HERRAMIENTAS O INSTRUMENTOS QUE USAN LOS ARQUEOLOGOS EN SUS INVESTIGACIONES,ENTRE OTRAS COSAS MAS.
IMAGEN DONDE SE MUESTRAN ALGUNAS HERRAMIENTAS O INSTRUMENTOS QUE USAN LOS ARQUEOLOGOS EN SUS INVESTIGACIONES,ENTRE OTRAS COSAS MAS.

DIOS LES BENDIGA ES NUESTRO MAS BREVE SALUDO.MUCHOS QUIEREN PONER EN DUDA QUE ISREAL Y JUDA SE LIGARON A LOS PUEBLOS QUE MENSIONAN EN LA BIBLIA.

LA CIENCIA JUSTIFICA LA VERACIDAD DE LA BIBLIA CRISTIANA:

1-EGIPTO:DICEN QUE LAS EVIDENCIAS ENCONTRADAS SON INCONCLUYENTES,PERO LAS EVIDENCIAS QUE MUESTRAN EN EGIPTO E ISRAEL DE QUE ISRAEL SI SE LIGO A EGIPTO SI SON CONCLUYENTES,YA QUE LO DE QUE SE MENSIONE A ISRAEL EN ESCRITOS ANTIGUOS EGIPCIOS Y QUE TAMBIEN SE MENSIONE A EGIPTO EN ESCRITOS ANTIGUOS,ES SUFICIENTE PARA SABER QUE ESTOS PUEBLOS SE RELACIONARON ENTRE SI.A CONTINUACION,VARIAS AFIRMACIONES CIENTIFICAS DE QUE ISRAEL SE LIGO A EGIPTO:

Egipto. El relato de la ida de José a Egipto, seguida de la llegada de toda la familia de Jacob y su estancia en esa tierra, suministra la descripción bíblica más detallada de ese país. Los hallazgos arqueológicos ponen de manifiesto lo muy exacto que es este cuadro, tanto que no lo hubiera podido presentar de esa manera un escritor que hubiera vivido mucho tiempo después, como algunos críticos han afirmado. J. G. Duncan dice en cuanto al escritor del relato de José en su libro New Light on Hebrew Origins (1936, pág. 174): “Utiliza el título correcto, tal como se usaba en la época de la que se habla, y en los casos en que no hay una palabra hebrea equivalente, sencillamente adopta la palabra egipcia y la translitera al hebreo”. Los nombres egipcios, la posición que ocupaba José como administrador de la casa de Potifar, las casas de encierro, los títulos “jefe de los coperos” y “jefe de los panaderos”, la importancia que los egipcios daban a los sueños, la costumbre de los panaderos egipcios de llevar las canastas de pan sobre su cabeza (Gé 40:1, 2, 16, 17), la posición como primer ministro y administrador de alimentos que el Faraón otorgó a José, la manera de investirlo de tal poder, el aborrecimiento que sentían los egipcios hacia los pastores de ovejas, la notable influencia de los magos en la corte egipcia, el asentamiento de los israelitas como residentes temporales en la tierra de Gosén, las costumbres funerarias egipcias: todos estos puntos y otros muchos mencionados en el registro bíblico los verifica con claridad el testimonio arqueológico desenterrado en Egipto. (Gé 39:1–47:27;50:1-3.)

En Karnak (la antigua Tebas), situada a orillas del Nilo, hay un enorme templo egipcio en cuya pared S. aparece una inscripción que confirma la campaña del rey egipcio Sisaq (Sesonq I) en Palestina, mencionada en 1 Reyes 14:25, 26 y 2 Crónicas 12:1-9. El relieve gigantesco en el que se narran sus victorias muestra a 156 prisioneros de Palestina maniatados, cada uno de los cuales representa una ciudad o aldea, cuyo nombre aparece en caracteres jeroglíficos. Entre los nombres identificables se cuentan los de Rabit (Jos 19:20), Taanac, Bet-seán y Meguidó (donde se ha desenterrado una porción de una estela o pilar inscrito de Sisaq) (Jos 17:11), Sunem (Jos 19:18), Rehob (Jos 19:28), Hafaraim (Jos 19:19), Gabaón (Jos 18:25), Bet-horón (Jos 21:22), Ayalón (Jos 21:24), Socoh (Jos 15:35) y Arad (Jos 12:14). En esta relación incluso se menciona el “campo de Abrán” como una de sus capturas, lo que constituye la referencia más antigua a Abrahán en los registros egipcios. También en esta zona se encontró un monumento de Merneptah, hijo de Ramsés II, que contiene un himno en el que aparece la única mención del nombre Israel en textos egipcios antiguos.

En Tell el-Amarna, situada a unos 270 Km. al S. de El Cairo, una campesina descubrió por accidente unas tablillas de arcilla que condujeron al hallazgo de un buen número de documentos escritos en acadio, pertenecientes a los archivos reales de Amenhotep III y su hijo Akhenatón. Las 379 tablillas, cuyo contenido se publicó, son parte de la correspondencia que enviaron a Faraón los príncipes vasallos de las numerosas ciudades-reinos de Siria y Palestina, incluso alguna del gobernador de Urusalim (Jerusalén), y revelan un cuadro de luchas e intrigas que concuerda por completo con la descripción bíblica de aquellos tiempos. Algunos han relacionado con los hebreos a los “habiru”, contra quienes se presentan muchas quejas en estas cartas, pero todos los indicios tienden a indicar que se trataba más bien de diversos pueblos nómadas que ocupaban un nivel social muy bajo en la sociedad de aquel tiempo. (Véase HEBREO, I [Los “habiru”].)

En Elefantina, una isla del Nilo de nombre griego situada en el extremo S. de Egipto (cerca de Asuán), se estableció una colonia judía después de la caída de Jerusalén en 607 a. E.C. Allí se encontraron en 1903 gran cantidad de documentos escritos en arameo, en su mayor parte en papiro, que datan del siglo V a. E.C. y de la época del Imperio medopersa. Los documentos mencionan a Sanbalat, el gobernador de Samaria. (Ne 4:1.)

Es indudable que los hallazgos más valiosos desenterrados en Egipto son los fragmentos y porciones en papiro de los libros bíblicos, tanto de las Escrituras Hebreas como de las Griegas, algunos de los cuales se remontan al siglo I a. E.C. El clima seco y el suelo arenoso convirtieron a este país en un almacén idóneo para la conservación de tales documentos en papiro. (Véase MANUSCRITOS DE LA BIBLIA.)

Arqueología de Israel Arqueología de Israel Comencemos nuestro examen de la arqueología de Israel con la "Estela de Merneptah" (también conocida como la Estela de Israel), la cual es una piedra vertical que mide más de siete pies de altura y que contiene texto jeroglífico tallado, que data aproximadamente del 1230 a.C. Este monumento egipcio describe las victorias militares del Faraón Merneptah e incluye la primera mención de "Israel" fuera de la Biblia. Aunque las batallas específicas recopiladas en la estela no están incluidas en la Biblia, la estela establece evidencia extra-bíblica de que los israelitas estuvieron viviendo como un pueblo en el antiguo Canaán ya para el 1230 a.C. 1 Adicionalmente a la estela, un mural fue descubierto en el gran Templo de Karnak de Luxor (antigua Tebas), el cual muestra escenas de batallas entre los egipcios y los israelitas. Estas escenas han sido también atribuidas al Faraón Merneptah y datan aproximadamente del 1209 a.C. 2 El Templo de Karnak también contiene registros de las victorias militares del Faraón Shishak cerca de 280 años después. Específicamente, el "Relieve de Shishak" describe la victoria de Egipto sobre el rey Roboam cerca del 925 a.C., cuando fue saqueado el templo de Salomón en Judá. 3 Este es el evento exacto mencionado en dos libros del Antiguo Testamento. 4 Fuera de Egipto, también descubrimos muchísima evidencia de los primitivos israelitas. La "Piedra Moabita" (Estela de Mesa) es una losa de piedra de casi un metro de altura, descubierta cerca de Dibon, al este del Mar Muerto, que describe el reino de Mesa, rey de Moab, cerca del 850 a.C. 5 De acuerdo al libro de Génesis 5, los moabitas eran vecinos de los israelitas. 6 La estela cubre las victorias de los reyes Omri y Acab de Israel contra Moab, y más tarde, las victorias de Mesa, de parte de Moab contra los descendientes del rey Acab. 7 El "Obelisco Negro de Shalmaneser" es una columna de basalto de cuatro lados, de 2.25 metros de altura, que describe las victorias del rey Shalmaneser III de Asiria, incluyendo las derrotas de Tiro, Sidón y "Jehú, hijo de Omri." Data cerca del 841 a.C. El Obelisco (ahora en el Museo Británico) fue descubierto en el palacio noroeste de Nimrud, y muestra al rey de Israel Jehú arrodillado frente al rey de Asiria en humilde tributo 8 Bien, todo lo que encontré establece que los primitivos israelitas en verdad existieron. Sin embargo, hay una gran diferencia entre las generalidades históricas y la gente específica y los eventos mencionados en la Biblia. Por ejemplo: el rey David y su hijo, Salomón, son partes enormes de la historia judía en el Antiguo Testamento. ¿No deberíamos encontrar arqueología en Israel que soporte también la existencia de sus reinos y actividades? En uno de los libros que tomé, me sorprendió leer que el David histórico nunca existió. Otro artículo que leí se refería al bien establecido "Mito de David" -- una invención literaria sacada de una tradición heroica para establecer la monarquía judía... Kathleen Kenyon, una arqueóloga de mucha credibilidad en la que llegué a confiar y disfrutar, declaró: Para muchas personas parece extraordinario que David y Salomón todavía permanezcan desconocidos fuera del Antiguo Testamento o de fuentes literarias derivadas directamente de él. Ninguna inscripción extra-bíblica, de Palestina o de ningún otro país vecino, ha sido encontrada hasta ahora haciendo referencia a ellos. 9 Bien, me imagino que no tenemos que encontrar evidencia arqueológica de cada persona y lugar mencionados en la Biblia, pero para mí David es enorme. Descubrí que es mencionado 1.048 veces en la Biblia -- el sujeto de 62 capítulos y el autor de probablemente 73 Salmos en el Antiguo Testamento. Caray, de verdad que quería ver alguna evidencia de ese hombre... ¿Adivinan qué? Desde que Kenyon hizo la anterior declaración alrededor de 1987, ¡la validez de la historia bíblica antigua en lo referente al Rey David, recibió un gran impulso! En 1993, arqueólogos descubrieron una inscripción en una piedra en la antigua ciudad de Dan, la cual hace alusión a la "Casa de David." "La inscripción de Casa de David" (Inscripción de Tel Dan) es la primera referencia antigua al rey David fuera de la Biblia. 10 Específicamente, la piedra es una columna de la victoria de un rey de Damasco, data cerca de un par de cientos de años después del reinado de David, la cual menciona a un "rey de Israel de la Casa de David" En el transcurso del próximo año, más piezas con inscripciones fueron descubiertas en el lugar, las cuales permitieron a los arqueólogos reconstruir enteramente la declaración: "Yo maté a Joram, hijo de Acab, rey de Israel, y maté a Ocozías, hijo de Joram, rey de la Casa de David." Extraordinariamente, estos son líderes judíos vinculados al linaje de David como lo registra la Biblia. 11 !La arqueología de Israel estaba probando ser poderosa! ADEMAS DICEN QUE LA BIBLIA NISIQUIERA MENSIONA LA PALABRA PIRAMIDE,PERO LA PALABRA PIRAMIDE SALIO VARIOS SIGLOS MAS TARDE,ANTES ESTAS ERAN LLAMADAS TUMBAS,COMO LAS LLAMA LA BIBLIA.ADEMAS LA BIBLIA CRISTIANA DICE QUE JOSE,HIJO DE JACOB(ISRAEL),FUE EMBALSAMADO,DESPUES QUE MURIO PARA SER SEPULTADO.LOS ANTIGUOS EGIPCIOS EMBALSAMABAN A SUS MUERTOS Y ASI FUE COMPROBADO,TODOS LOS MAS ANTIGUOS MUERTOS DE EGIPTOS,SE MUESTRAN QUE HAN SIDO EMBALSAMADOS. ¿QUE ES EMBALSAMAR? EMBALSAMAR: embalsamar verbo transitivo 1. Tratar un cadáver con determinadas sustancias o realizando en él diversas operaciones para evitar que se corrompa. "los antiguos egipcios embalsamaban los cadáveres de sus faraones" 2. Exhalar [una cosa] su perfume al ambiente. "las yerbas y las florecillas, encendidas y transparentes, embalsaman el instante sereno de una esencia mojada, penetrante y luminosa" LAS MOMIAS EGIPCIAS QUE HAN SIDO ENCONTRADAS,HAN SIDO EMBALSAMADAS. TAMBIEN SE DICE QUE LOS ISRAELITAS HACIAN LADRILLOS PARA LOS EGIPCIOS,TEMPLOS EGIPCIOS ANTIGUOS,ESTAN HECHOS DE LADRILLOS.

2-ASIRIA:FUE OTRO PAIS,CUYOS REYES LLEGARONA GOBERNAR LOS PUEBLOS HEBREOS.EN NUESTRA ACTUALIDAD HA SIDO CONOCIDO COMO SIRIA. El poderoso Imperio Asirio surge del polvo Entre los tesoros de la antigüedad que la arqueología ha descubierto, quizá el más espectacular ha sido el hallazgo de las ruinas del antiguo Imperio Asirio. Entre los tesoros de la antigüedad que la arqueología ha descubierto, quizá el más espectacular ha sido el hallazgo de las ruinas del antiguo Imperio Asirio. Asiria apareció como imperio a principios del segundo milenio a.C. Las ruinas de un zigurat (torre escalonada con terraza) de esa época aún están en pie cerca del lugar donde se encontraba su antigua capital. En el siglo noveno a.C. Asiria se convirtió en un imperio poderoso y agresivo. Para ese entonces, unos 40 años después del reinado de Salomón, Israel se había dividido en dos reinos distintos: Israel y Judá (1 Reyes 12:16-24). Los asirios, gobernados por monarcas hábiles y despiadados, vinieron a ser una amenaza para sus vecinos; de hecho, terminaron sojuzgando a toda la media luna fértil desde la Mesopotamia hasta Egipto. Hacia fines del siglo VIII aplastaron el reino de Israel. Alrededor de ese tiempo también invadieron el reino de Judá, conquistaron sus principales ciudades y sitiaron la capital Jerusalén (Isaías 36:1-2). Podemos leer las palabras jactanciosas del rey asirio Senaquerib, con las que trató de intimidar y humillar a Ezequías rey de Judá (vv. 4-10). ¿Realmente sucedió esto, o es sólo una leyenda? Recordemos que en un tiempo muchos se burlaban dudando que el Imperio Asirio hubiera existido. Pero eso no fue un mito. A medida que se removían los escombros acumulados a lo largo de los siglos, bajo los cuales se encontraba sepultada la capital Nínive, aparecieron pruebas tangibles de la invasión asiria. En los escritos asirios acerca de estos acontecimientos se citan las palabras de Senaquerib, quien se jactaba de su devastadora invasión de Judá: “Cuarenta y seis de las ciudades [de Ezequías], fuertemente amuralladas, e incontables pueblos más pequeños . . . sitiados y conquistados . . . Con respecto a Ezequías, el impresionante esplendor de mi señorío lo abrumó” (Erika Bleibtreu, “Grisly Assyrian Record of Torture and Death” [“Horrorosa inscripción asiria de tortura y muerte”], Biblical Archaeology Review [“Revista de arqueología bíblica”], enero-febrero de 1991, p. 60). Senaquerib dijo que a Ezequías rey de Judá lo había hecho “un prisionero en Jerusalén, su residencia real, como a un pájaro en una jaula” (Magnus Magnusson, Archaeology of the Bible [“La arqueología de la Biblia”], 1977, p. 186). El relato bíblico coincide con la narración de Senaquerib sobre la invasión asiria y hace notar la desesperación del reino de Judá durante el sitio de Jerusalén, su último baluarte. No obstante, la Biblia habla de algunas cosas de las cuales no se hace mención en los escritos asirios. Ante la inminente destrucción de Jerusalén, el pueblo judío, con el rey Ezequías a la cabeza, oró fervientemente a Dios (Isaías 37:15-20) y fue librado milagrosamente del poderoso ejército asirio. Senaquerib, el rey guerrero, se había jactado de la humillación que había infligido a Ezequías, atrapándolo en Jerusalén mientras sitiaba la ciudad con miras a destruirla. Aunque Senaquerib anotó cuidadosamente las ciudades que había conquistado y destruido, llama la atención que no mencionó Jerusalén. Los asirios, al igual que otros grandes imperios de ese tiempo, no dejaron registros de sus derrotas militares. Mientras esperaban para tomar Jerusalén les aconteció algo desastroso: “Aconteció que aquella misma noche salió el ángel del Eterno, y mató en el campamento de los asirios a ciento ochenta y cinco mil; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí que todo era cuerpos de muertos. Entonces Senaquerib rey de Asiria se fue, y volvió a Nínive, donde se quedó” (2 Reyes 19:35-36). Más tarde, Senaquerib mismo murió ignominiosamente a manos de dos de sus hijos: “Y aconteció que mientras él adoraba en el templo de Nisroc su dios, Adramelec y Sarezer sus hijos lo hirieron a espada . . .” (v. 37). Esarhadón, otro hijo de Senaquerib, reinó en su lugar, pero el Imperio Asirio pronto empezó a declinar. Asiria había sido un instrumento para castigar a Israel por sus repugnantes pecados (Isaías 10:5-6), pero luego los asirios también fueron castigados por sus propios pecados (v. 12). En el año 612 a.C. Nínive, la capital del imperio, cayó en manos de los babilonios. Así, unos 50 años después de su apogeo, este insaciable imperio se derrumbó y desapareció casi por completo de la historia. Para el tiempo de Jesucristo y los apóstoles, no existía prueba visible de Nínive. El escritor griego Luciano de Samosata (120-180 d.C.) lamentó: “Nínive ha muerto. No hay huellas de ella. Nadie puede decir dónde existió” (Magnusson, ob. cit., p. 175). Esta ausencia de restos físicos llevó a algunos eruditos del siglo xix a manifestar escepticismo acerca de que alguna vez hubieran existido Nínive o el Imperio Asirio, mucho menos que hubieran dominado gran parte del mundo. En ese tiempo, la única fuente histórica que de hecho podía verificar la existencia de este imperio eran las Sagradas Escrituras. Los relatos y profecías del Antiguo Testamento hablaban acerca de Asiria. Jesús también habló de la existencia de Nínive como un hecho histórico (Mateo 12:41). Sin embargo, algunos eruditos dudaron del testimonio de Jesús y los profetas, esto es, hasta “un espectacular decenio a mediados del siglo xix . . . [cuando] en el norte de Iraq Austen Henry Layard y Paul Emile Botta redescubrieron las antiguas ruinas de tres ciudades asirias [siendo una de ellas Nínive] y pruebas de la pompa militar que había aplastado toda resistencia desde el Tigris hasta el Nilo. El Imperio Asirio . . . en todo su impresionante poder, había sido resucitado por medio de la arqueología” (ibídem). Los escépticos tuvieron que quedarse callados. Las excavaciones en Nínive y otros lugares en la región habían proporcionado un asombroso número de pruebas históricas, incluso “decenas de miles de tablillas” que contenían “muchísima información” (The Interpreter’s Dictionary of the Bible [“Diccionario bíblico para el intérprete”], 1962, 1:275)

Asiria. En 1843 se descubrió sobre un afluente septentrional del río Tigris, cerca de Jorsabad, el palacio del rey asirio Sargón II, situado sobre una plataforma de casi 10 Ha. Los trabajos arqueológicos allí efectuados sacaron a este rey mencionado en Isaías 20:1 de la oscuridad en la que se encontraba y lo elevaron a un lugar de importancia histórica. (GRABADO, vol. 1, pág. 960.) En uno de sus anales, Sargón II se atribuye la conquista de Samaria (740 a. E.C.). También registra la captura de Asdod, referida en Isaías 20:1. Aunque en un tiempo muchos destacados escriturarios pensaron que Sargón II no había existido, hoy es uno de los reyes asirios más conocidos.

Nínive, la capital de Asiria, fue donde se hicieron las excavaciones que desenterraron el inmenso palacio de Senaquerib, que tenía unas 70 habitaciones con 3.000 m. de paredes cubiertas de losas esculpidas. En una de ellas se representa a prisioneros judaítas llevados al cautiverio después de la caída de Lakís, en 732 a. E.C. (2Re 18:13-17; 2Cr 32:9; GRABADO, vol. 1, pág. 952.) Más interesantes aún resultaron ser los anales de Senaquerib hallados en Nínive y que estaban inscritos en prismas de arcilla. En uno de ellos Senaquerib narra la campaña asiria contra Palestina durante el reinado de Ezequías (732 a. E.C.), pero —y esto es muy notable— el jactancioso monarca no alardea de haber tomado la ciudad de Jerusalén, lo que da apoyo al registro bíblico. (Véase SENAQUERIB.) El informe del asesinato de Senaquerib a manos de sus hijos también se registra en una inscripción de Esar-hadón, su sucesor, así como en una inscripción del siguiente rey. (2Re 19:37.) Además de la mención que Senaquerib hace del rey Ezequías, también aparecen en los registros cuneiformes de diversos emperadores asirios los nombres de Acaz y Manasés, reyes de Judá, y los de Omrí, Jehú, Jehoás, Menahem y Hosea, reyes de Israel, así como el de Hazael, rey de Damasco.

ADEMAS,SI EL CRISTO ES INVENTO DE ROMA,POR QUE LOS SIRIOS CREEN EN UN CRISTO Y QUE VENDRA UN CRISTO,COMO ARABES ACTUALES QUE SON.

3-MEDIA Y PERSIA:

Persia. Cerca de Behistún, en Irán (la antigua Persia), el rey Darío I (521-486 a. E.C.; Esd 6:1-15) hizo grabar una inscripción monumental en lo alto de un despeñadero de caliza, en la que narraba la unificación del Imperio persa que había logrado y atribuía el éxito a su dios Ahura Mazda. Es de valor primordial el que la inscripción se registrara en tres idiomas: babilonio (acadio), elamita y persa antiguo, pues esta fue la clave para descifrar la escritura cuneiforme asirobabilonia, ininteligible hasta ese entonces. Como resultado de este trabajo, ahora es posible leer miles de tablillas de arcilla e inscripciones en lenguaje babilonio.

Entre 1880 y 1890, arqueólogos franceses excavaron en Susa, el escenario de los acontecimientos registrados en el libro de Ester. (Est 1:2.) Una vez desenterrado el palacio real de Jerjes, que abarcaba una superficie aproximada de una hectárea, se descubrió el esplendor y la magnificencia de los reyes persas. Los hallazgos confirmaron la exactitud de los detalles mencionados por el escritor del libro de Ester concerniente a la administración del reino persa y la construcción del palacio. El libro The Monuments and the Old Testament(de I. M. Price, 1946, pág. 408) comenta: “No hay nada descrito en el Antiguo Testamento que pueda recomponerse tan vívida y exactamente por medio de las excavaciones actuales como ‘Susa el palacio’”. (Véase SUSA.)

4-BABILONIA: ADEMAS,SI LO QUE DICE LA BIBLIA CRISTIANA ES MENTIRA,COMO ES POSIBLE QUE HAYAN EXISTIDO LOS REYES NABUCONODOSOR:

Babilonia. Las excavaciones efectuadas en la antigua ciudad de Babilonia y en sus alrededores han sacado a la luz la ubicación de varios zigurats o templos en forma de pirámides escalonadas, como el templo en ruinas de Etemenanki dentro del recinto amurallado de Babilonia. Los registros e inscripciones que se hallaron concernientes a estos templos a menudo contienen las palabras: “Su cima llegará a los cielos”. Hay registro de que el rey Nabucodonosor dijo: “Elevé la cúspide de la Torre escalonada de Etemenanki de modo que su cumbre rivalizara con los cielos”. Un fragmento hallado al N. del templo de Marduk, en Babilonia, relata la caída de un zigurat semejante con estas palabras: “La edificación de este templo ofendió a los dioses. En una noche derribaron lo que se había edificado. Los esparcieron a otros países e hicieron extraña su habla. Impidieron el progreso”. (Bible and Spade, de S. L. Caiger, 1938, pág. 29.) Se descubrió que el zigurat ubicado en Uruk (la Erec bíblica) estaba construido con arcilla, ladrillos y asfalto. (Compárese con Gé 11:1-9.)

Cerca de la Puerta de Istar de Babilonia, se desenterraron alrededor de trescientas tablillas cuneiformes que se remontan al período del reinado de Nabucodonosor. Entre las listas de nombres de trabajadores y cautivos que entonces vivían en Babilonia y a los que se daban provisiones, aparece el de “Yaukin, rey de la tierra de Yahud”, es decir, “Joaquín, el rey de la tierra de Judá”, llevado a Babilonia cuando Nabucodonosor tomó Jerusalén en 617 a. E.C., pero a quien liberó de la casa de detención Awel-Marduk (Evil-merodac), sucesor de Nabucodonosor, y a quien se prescribió una porción designada de alimento. (2Re 25:27-30.) En estas tablillas también se menciona a cinco de los hijos de Joaquín. (1Cr 3:17, 18.)

Ciertos hallazgos han puesto al descubierto una gran cantidad de información sobre el panteón de dioses babilonios, entre ellos el principal dios, Marduk —más tarde llamado Bel—, y el dios Nebo, ambos mencionados en Isaías 46:1, 2. Mucha de la información sobre las inscripciones del reinado de Nabucodonosor tiene que ver con su amplio programa de construcción, que hizo de la Babilonia de su día una espléndida urbe. (Compárese con Da 4:30.) El nombre de Awel-Marduk, su sucesor (llamado Evil-merodac en 2Re 25:27), aparece en una vasija descubierta en Susa (Elam).

Las excavaciones realizadas cerca de la actual Bagdad en la segunda mitad del siglo XIXaportaron muchas tablillas y cilindros de arcilla, como la hoy famosa Crónica de Nabonido. Todas las objeciones levantadas en contra del capítulo cinco del libro de Daniel, en cuanto a que Belsasar gobernara en Babilonia al tiempo de la caída de esta ciudad, se desvanecieron gracias a este documento, que probó que Belsasar, el mayor de los hijos de Nabonido, era corregente con su padre, quien en la parte final de su reinado, confió el gobierno de Babilonia a su hijo.

Ur, el que fuera antiguo hogar de Abrahán (Gé 11:28-31), dio prueba de haber sido una metrópoli prominente con una civilización muy avanzada. Esta ciudad sumeria se encontraba situada sobre el Éufrates, cerca del golfo Pérsico. Las excavaciones que hizo sir Leonard Woolley indican que dicha ciudad estaba en la cúspide de su poder y prestigio cuando Abrahán partió de allí hacia Canaán, antes de 1943 a. E.C. Su templo en forma de zigurat es el mejor conservado de todos los que se han encontrado. Las tumbas reales de Ur proveyeron una enorme abundancia de objetos de oro y joyas de un gran valor artístico, así como instrumentos musicales, entre ellos el arpa. (Compárese con Gé 4:21.) Además, se encontró un hacha pequeña de acero, no meramente de hierro. (Compárese con Gé 4:22.) También en este lugar, miles de tablillas de arcilla revelaron muchos detalles en cuanto a cómo se vivía hace unos cuatro mil años. (Véase UR núm. 2.)

En el lugar donde estaba ubicada la antigua Sippar, en el Éufrates, a unos 32 Km. de Bagdad, se encontró un cilindro de arcilla del rey Ciro, el conquistador de Babilonia. Este cilindro relata la facilidad con que Ciro capturó la ciudad y también da cuenta de su política de repatriar a los pueblos cautivos que residían en Babilonia, lo que armoniza con el registro bíblico que había profetizado que Ciro sería el conquistador de Babilonia y quien repatriaría a los judíos a Palestina durante su reinado. (Isa 44:28; 45:1; 2Cr 36:23.)

5-GRECIA: NO SOLO LOS GRIEGOS DEJARON DE CREER EN SUS dioses,SI NO QUE SE CONVIRTIERON AL CRISTIANISMO,AQUI OTROS DESCUBRIMIENTOS:

Excavación en Israel descubre antigua ciudadela griega

Autor: Andrew Lawler Fecha: 2016-06-09

JERUSALÉN, ISRAEL – Arqueólogos israelíes han desenterrado los restos de una impresionante fortaleza de más de dos mil años, construida por los griegos en el centro de la zona conocida como Ciudad Vieja de Jerusalén. Esas ruinas son la primera prueba tangible de un periodo en que la cultura helenística dominó esta antigua ciudad.

La ciudadela, conocida hasta ahora solo en textos, fue el centro de una rebelión sangrienta que condujo a la eventual expulsión de los griegos, un acontecimiento que los judíos aún celebran en Hanukkah. No obstante, como la excavación se lleva a cabo a la sombra del Monte del Templo (que los musulmanes llaman Haram esh-Sharif), la controversia no se ha hecho esperar en estas tierras políticamente cargadas.

“Ahora tenemos evidencias masivas de que esto es parte de la fortaleza llamada Acra”, dijoDoron Ben-Ami, arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades de Israel, y director de la excavación.

Situado bajo lo que solía ser un estacionamiento entre el Monte del Templo, al norte y la población palestina de Silwan, al sur, el sitio es ahora un agujero rectangular enorme que se hunde más de tres pisos por debajo de la calle. Durante una visita reciente, los obreros retiraban la tierra mientras el entusiasmado Ben-Ami saltaba de roca en roca, señalando los nuevoshallazgos.

Tal vez te interese: La sinagoga descubiertaEnormes piedras y rocas más pequeñas proporcionaron pistas sobre la identidad de la fortaleza.

Foto: Xinhua, Jini, Xinhua Press, Corbis

Alejandro Magno conquistó Judea en el siglo IV a.C., y sus sucesores se disputaron los despojos. Jerusalén, la capital de Judea, se alió con el rey seléucida Antíoco III para expulsar a una guarnición egipcia, y el agradecido Antíoco otorgó la autonomía religiosa a los judíos. Durante siglo y medio, la cultura y la lengua griega florecieron en Jerusalén; sin embargo, los arqueólogos han encontrado pocos artefactos o edificios de aquel importante periodo que dio forma a la cultura judía.

Los conflictos entre judíos tradicionales y los que absorbieron influencias helenistas produjeron tensiones, y los judíos rebeldes tomaron las armas en 167 a.C. La revuelta fue sofocada, yAntíoco IV Epífanes saqueó la ciudad, prohibió los ritos judíos tradicionales, e instaló a los dioses griegos en el templo.

Según el autor judío de “1 Macabeos”, libro escrito poco después de la revuelta, los seléucidas construyeron un fuerte colosal en “la Ciudad de David, con una muralla grande y con torres fuertes”, llamada Acra –vocablo griego que designa un lugar elevado y fortificado-, y que se convirtió en una herida en el flanco de todos los judíos que resentían el dominio griego.

En 164 a.C., los judíos rebeldes, al mando de Judas Macabeo, tomaron Jerusalén y liberaron el templo, acontecimiento que se conmemora con la festividad de Hanukkah. No obstante, los rebeldes no lograron conquistar Acra. Durante más de dos décadas, los rebeldes hicieron intentos infructuosos de invadir la fortaleza. Por fin, en 141 a.C., Simón Macabeo capturó el bastión y expulsó a los griegos que aún quedaban.

Tal vez te interese: Excavación de la Ciudad Perdida produce nuevos hallazgos

Lo ocurrido después ha confundido y dividido a los eruditos durante más de un siglo. Según el historiador Flavio Josefo, judío que sirvió a Roma durante el siglo I d.C., Simón Macabeo pasó tres años derribando el Acra, asegurándose de que no siguiera sobrepasando al templo.

El templo yacía al norte de la Ciudad de David, en un terreno que se elevaba más de 30 metros por arriba de los límites de la antigua Jerusalén, de modo que la historia de Josefo explicaba este acertijo geográfico. Sin embargo, el autor de “1 Macabeos” insistió en que Simón, de hecho, robusteció la fortificación e incluso la tomó como su residencia.

Esta discrepancia dio origen a muchas teorías durante el siglo pasado, pero no había evidencias arqueológicas.

Cuando una organización israelí llamada Fundación Ir David anunció el proyecto de construir un museo sobre el estacionamiento, Ben-Ami comenzó una excavación de rescate en 2007.

Los arqueólogos sacaron a la luz una villa romana próxima a la fortaleza griega. Tras la destrucción de la ciudadela, el sitio se transformó en un área residencial.

Foto: Xinhua, Jini, Xinhua Press, Corbis

El equipo excavó a través de capas sucesivas: a partir de un antiguo mercado islámico, pasaron por un huerto bizantino y un tesoro de 264 monedas del siglo VII d.C.; continuaron bajo una compleja villa romana; y luego atravesaron un sitio de baño ritual judío que databa del siglo I d.C. Cuando se encontraron bajo unos edificios, donde la alfarería y las monedas confirmaron que databan de los primeros siglos a.C., los arqueólogos hallaron capas de lo que parecían escombros aleatorios.

Pero los escombros resultaron ser rocas cuidadosamente colocadas para formar un glacis, una pendiente defensiva que se proyectaba de una muralla enorme. “Las piedras estaban dispuestas en capas, con un ángulo de 15 grados en el fondo, y de 30 grados en la parte superior –informóBen-Ami, indicando unas tarjetas de diversos colores colocadas en cada capa-. No se trata de un edificio que colapsó; fueron puestas allí a propósito”.

El equipo también encontró monedas que abarcan desde la época de Antíoco IV hasta el periodo de Antíoco VII, quien era el monarca seléucida cuando Acra fue tomada. “También tenemos puntas de flecha, hondas, y piedras balísticas, todas griegas –añadió-. Y un ánfora devino importado”. Como los judíos dogmáticos solo bebían vino local, eso apunta a la presencia de extranjeros o de individuos que no observaban el estilo de vida judío.

Tal vez te interese: Religión y turismo se dan la mano en Nueva York

Piedras para hondas y puntas de flecha halladas dentro y en las inmediaciones de la fortaleza griega, son testimonio de las cruentas batallas en Jerusalén.

Foto: Xinhua, Jini, Xinhua Press, Corbis

Ben-Ami no halló indicios de que, repentinamente, hubieran desmantelado la fortaleza, o de que toda la colina hubiera sido nivelada, como afirmó Josefo. Por el contrario, el siguiente reino judío, bajo la dinastía hasmonea, cortó el glacis cuando construyó en años posteriores. Y los gobernantes hasoneos y romanos usaron las piedras cortadas para otras estructuras, erosionando gradualmente la ciudadela griega.

El descubrimiento pone fin a las teorías que ubicaban el Acra al norte del templo, inmediatamente contiguo, o en el terreno elevado al oeste, cubierto hoy por la ciudad amurallada moderna. Nadie está más contento con el hallazgo que Bezalel Bar-Kochva, historiador emérito de la Universidad de Tel Aviv, quien en 1980 escribió un artículo donde sugería que la fortificación podría encontrarse, justamente, donde excavó Ben-Ami, a un centenar de metros al sur del Monte del Templo, en el corazón de la antigua Ciudad de David.

“En la época de Josefo –dijo-, Jerusalén se había extendido al oeste y el norte, y la Ciudad de David era un punto bajo”. Bar-Kochva cree que el autor judío copió un relato absurdo de un historiador griego, acerca de un esfuerzo de Simón de arrasar el Acra para compensar esta situación.

Oren Tal, arqueólogo de la Universidad de Tel Aviv no asociado con la excavación, dijo que el descubrimiento de Ben-Ami es “el mejor candidato posible” para el Acra. “El hallazgo es fascinante –agregó el arqueólogo israelí Yonathan Mizrachi-. Sugiere que Jerusalén fue una ciudad helenista durante mucho más tiempo, donde los extranjeros fueron dominantes, y construyeron más de lo que pensábamos”.

Mizrachi, quien dirige un consorcio de eruditos llamado Emek Shaveh, se opone al desarrollo del museo porque dañaría las ruinas. En junio pasado, una junta de planificación israelí ordenó a la Fundación Ir David que redujera las dimensiones del complejo. Mizrachi también objeta que los residentes del área, eminentemente palestinos, no hayan sido consultados ni participen en una excavación que, casi literalmente, se lleva a cabo ante sus puertas. Y señaló que Ir David apoya los asentamientos judíos en los territorios ocupados, incluido el barrio Silwan.

Entre tanto, los palestinos de Silwan informaron que las obras han abierto grietas peligrosas en las paredes y los cimientos de las casas colindantes, amenazando la seguridad de todos.

Así mismo, los residentes tienen la inquietud de que la excavación, no obstante lo esclarecedora que pueda ser para los estudiosos, conducirá al desmantelamiento de su barrio. “Esta excavación no está buscando historia –acusó Jawad Siam, director del Centro Comunitario Madaa, enSilwan-. Está diseñada como un proyecto de asentamiento”.

Funcionarios de Ir David no respondieron peticiones de comentarios. “Cuando Jerusalén llama, no puedes negarte –dijo Ben-Ami-. Mi experiencia es la arqueología, no la política”.

Presencia griega en Rosh ha-’Ayin – Arqueología & Netanyahu: Israel, una democracia asediada

6-ROMA: NO SOLO UN TEXTO DEL LIBRO DE APOCALIPSIS,ESCRITO EN EL LATIN ROMANO,SI NO TAMBIEN EVIDENCIAS CIENTIFICAS:

Cesarea Maritima

Era la capital romana de Judea en la época de Cristo y de Pablo. Estaba situada en la costa del mar Mediterraneo, a 51 Km. al norte de Jope, y a unos 96 Km. al noroeste de Jerusalén. Herodes el Grande comenzó a edificar la ciudad en el año 25 a.C., y la terminó el año 13 a.C., él la llamó Cesarea, en honor de Augusto César, y la hizo capital romana de Judea. En poco tiempo se convirtió en un puerto maritimo de importancia, en un gran centro comercial y en una de las ciudades más atractivas de la época. Estaba tan bien edificada y planificada que era conocida como “la pequeña Roma”. Felipe, el evangelista, vivió en ella. También Cornelio, el centurión romano, y Pablo estuvo prisionero allí dos años, durante los cuales compareció ante Félix, Festo y el rey Agripa.

La ciudad permaneció a merced de muchos pueblos, hasta el año 1.256 d.C., cuando el sultán Bibars de Egipto la conquistó y destruyó sus muros. Los hallazgos más importantes hasta ahora por parte del Departamento de Antigüedades del Gobierno de Israel, incluyen un castillo de los cruzados, el teatro, el anfiteatro, el hipódromo y el piso de una sinagoga judía, donde, posiblemente, Cornelio asistía a servicios religiosos, y la que Felipe, Pedro y Pablo visitaron. En el teatro se encontró una piedra que tenía inscritos los nombres de Pilato y Tiberio. Fue la primera vez que se encontró el nombre de Pilato en una inscripción de piedra. También se desenterró un templo de gran tamaño dedicado al César de Roma, que contenía una gran estatua del emperador.

En 1.960, la expedición Link a Israel exploró el plano del gran puerto construido por Herodes el Grande y las exploraciones submarinas realizadas contribuyeron a confirmar la descripción de Josefo del enorme y grandioso puerto de Cesarea. Hoy día esta ciudad recibe el nombre de Caiseri.

En el libro de Hechos se nombra esta ciudad, en el episodio de Felipe y el etíope:

“Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto. Entonces él se levantó y fue. Y sucedió que un etíope, eunuco, funcionario de Candace reina de los etíopes, el cual estaba sobre todos sus tesoros, y había venido a Jerusalén para adorar, volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías. Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro. Acudiendo Felipe, le oyó que leía al profeta Isaías, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees? El dijo: ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare? Y rogó a Felipe que subiese y se sentara con él. El pasaje de la Escritura que leía era este:

Como oveja a la muerte fue llevado;
Y como cordero mudo delante del que lo trasquila,
Así no abrió su boca. En su humillación no se le hizo justicia;
Mas su generación, ¿quién la contará?
Porque fue quitada de la tierra su vida

Respondiendo el eunuco, dijo a Felipe: Te ruego que me digas: ¿de quién dice el profeta esto; de sí mismo, o de algún otro? Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús. Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua; ¿qué impide que yo sea bautizado? Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó. Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino. Pero Felipe se encontró en Azoto; y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó aCesarea“. (Hechos 8:26-40)

La ciudad de Cesarea es testigo de la visión de Cornelio, el centurión romano:

“Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre. Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio. El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios”. (Hechos 10:1-4)

El apóstol Lucas nombra esta ciudad cuando Pablo es enviado a Felix, el gobernador:

“Y llamando a dos centuriones, mandó que preparasen para la hora tercera de la noche doscientos soldados, setenta jinetes y doscientos lanceros, para que fuesen hasta Cesarea; y que preparasen cabalgaduras en que poniendo a Pablo, le llevasen en salvo a Félix el gobernador. Y escribió una carta en estos términos: Claudio Lisias al excelentísimo gobernador Félix: Salud. A este hombre, aprehendido por los judíos, y que iban ellos a matar, lo libré yo acudiendo con la tropa, habiendo sabido que era ciudadano romano. Y queriendo saber la causa por qué le acusaban, le llevé al concilio de ellos; y hallé que le acusaban por cuestiones de la ley de ellos, pero que ningún delito tenía digno de muerte o de prisión. Pero al ser avisado de asechanzas que los judíos habían tendido contra este hombre, al punto le he enviado a ti, intimando también a los acusadores que traten delante de ti lo que tengan contra él. Pásalo bien. Y los soldados, tomando a Pablo como se les ordenó, le llevaron de noche a Antípatris. Y al día siguiente, dejando a los jinetes que fuesen con él, volvieron a la fortaleza. Cuando aquéllos llegaron a Cesarea, y dieron la carta al gobernador, presentaron también a Pablo delante de él. Y el gobernador, leída la carta, preguntó de qué provincia era; y habiendo entendido que era de Cilicia, le dijo: Te oiré cuando vengan tus acusadores. Y mandó que le custodiasen en el pretorio de Herodes”. (Hechos 23:23-35)

Y cuando Pablo apela a César:

“Llegado, pues, Festo a la provincia, subió de Cesarea a Jerusalén tres días después. Y los principales sacerdotes y los más influyentes de los judíos se presentaron ante él contra Pablo, y le rogaron, pidiendo contra él, como gracia, que le hiciese traer a Jerusalén; preparando ellos una celada para matarle en el camino. Pero Festo respondió que Pablo estaba custodiado enCesarea, adonde él mismo partiría en breve. Los que de vosotros puedan, dijo, desciendan conmigo, y si hay algún crimen en este hombre, acúsenle. Y deteniéndose entre ellos no más de ocho o diez días, venido a Cesarea, al siguiente día se sentó en el tribunal, y mandó que fuese traído Pablo. Cuando éste llegó, lo rodearon los judíos que habían venido de Jerusalén, presentando contra él muchas y graves acusaciones, las cuales no podían probar; alegando Pablo en su defensa: Ni contra la ley de los judíos, ni contra el templo, ni contra César he pecado en nada. Pero Festo, queriendo congraciarse con los judíos, respondiendo a Pablo dijo: ¿Quieres subir a Jerusalén, y allá ser juzgado de estas cosas delante de mí? Pablo dijo: Ante el tribunal de César estoy, donde debo ser juzgado. A los judíos no les he hecho ningún agravio, como tú sabes muy bien. Porque si algún agravio, o cosa alguna digna de muerte he hecho, no rehúso morir; pero si nada hay de las cosas de que éstos me acusan, nadie puede entregarme a ellos. A César apelo. Entonces Festo, habiendo hablado con el consejo, respondió: A César has apelado; a César irás”. (Hechos 25:1-12)

Excavación en Israel descubre antigua ciudadela griega

Autor: Andrew Lawler Fecha: 2016-06-09

JERUSALÉN, ISRAEL – Arqueólogos israelíes han desenterrado los restos de una impresionante fortaleza de más de dos mil años, construida por los griegos en el centro de la zona conocida como Ciudad Vieja de Jerusalén. Esas ruinas son la primera prueba tangible de un periodo en que la cultura helenística dominó esta antigua ciudad.

La ciudadela, conocida hasta ahora solo en textos, fue el centro de una rebelión sangrienta que condujo a la eventual expulsión de los griegos, un acontecimiento que los judíos aún celebran en Hanukkah. No obstante, como la excavación se lleva a cabo a la sombra del Monte del Templo (que los musulmanes llaman Haram esh-Sharif), la controversia no se ha hecho esperar en estas tierras políticamente cargadas.

“Ahora tenemos evidencias masivas de que esto es parte de la fortaleza llamada Acra”, dijoDoron Ben-Ami, arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades de Israel, y director de la excavación.

Situado bajo lo que solía ser un estacionamiento entre el Monte del Templo, al norte y la población palestina de Silwan, al sur, el sitio es ahora un agujero rectangular enorme que se hunde más de tres pisos por debajo de la calle. Durante una visita reciente, los obreros retiraban la tierra mientras el entusiasmado Ben-Ami saltaba de roca en roca, señalando los nuevoshallazgos.

Tal vez te interese: La sinagoga descubierta

Enormes piedras y rocas más pequeñas proporcionaron pistas sobre la identidad de la fortaleza.

Foto: Xinhua, Jini, Xinhua Press, Corbis

Alejandro Magno conquistó Judea en el siglo IV a.C., y sus sucesores se disputaron los despojos. Jerusalén, la capital de Judea, se alió con el rey seléucida Antíoco III para expulsar a una guarnición egipcia, y el agradecido Antíoco otorgó la autonomía religiosa a los judíos. Durante siglo y medio, la cultura y la lengua griega florecieron en Jerusalén; sin embargo, los arqueólogos han encontrado pocos artefactos o edificios de aquel importante periodo que dio forma a la cultura judía.

Los conflictos entre judíos tradicionales y los que absorbieron influencias helenistas produjeron tensiones, y los judíos rebeldes tomaron las armas en 167 a.C. La revuelta fue sofocada, yAntíoco IV Epífanes saqueó la ciudad, prohibió los ritos judíos tradicionales, e instaló a los dioses griegos en el templo.

Según el autor judío de “1 Macabeos”, libro escrito poco después de la revuelta, los seléucidas construyeron un fuerte colosal en “la Ciudad de David, con una muralla grande y con torres fuertes”, llamada Acra –vocablo griego que designa un lugar elevado y fortificado-, y que se convirtió en una herida en el flanco de todos los judíos que resentían el dominio griego.

En 164 a.C., los judíos rebeldes, al mando de Judas Macabeo, tomaron Jerusalén y liberaron el templo, acontecimiento que se conmemora con la festividad de Hanukkah. No obstante, los rebeldes no lograron conquistar Acra. Durante más de dos décadas, los rebeldes hicieron intentos infructuosos de invadir la fortaleza. Por fin, en 141 a.C., Simón Macabeo capturó el bastión y expulsó a los griegos que aún quedaban.

Tal vez te interese: Excavación de la Ciudad Perdida produce nuevos hallazgos

Lo ocurrido después ha confundido y dividido a los eruditos durante más de un siglo. Según el historiador Flavio Josefo, judío que sirvió a Roma durante el siglo I d.C., Simón Macabeo pasó tres años derribando el Acra, asegurándose de que no siguiera sobrepasando al templo.

El templo yacía al norte de la Ciudad de David, en un terreno que se elevaba más de 30 metros por arriba de los límites de la antigua Jerusalén, de modo que la historia de Josefo explicaba este acertijo geográfico. Sin embargo, el autor de “1 Macabeos” insistió en que Simón, de hecho, robusteció la fortificación e incluso la tomó como su residencia.

Esta discrepancia dio origen a muchas teorías durante el siglo pasado, pero no había evidencias arqueológicas.

Cuando una organización israelí llamada Fundación Ir David anunció el proyecto de construir un museo sobre el estacionamiento, Ben-Ami comenzó una excavación de rescate en 2007.

Los arqueólogos sacaron a la luz una villa romana próxima a la fortaleza griega. Tras la destrucción de la ciudadela, el sitio se transformó en un área residencial.

Foto: Xinhua, Jini, Xinhua Press, Corbis

El equipo excavó a través de capas sucesivas: a partir de un antiguo mercado islámico, pasaron por un huerto bizantino y un tesoro de 264 monedas del siglo VII d.C.; continuaron bajo una compleja villa romana; y luego atravesaron un sitio de baño ritual judío que databa del siglo I d.C. Cuando se encontraron bajo unos edificios, donde la alfarería y las monedas confirmaron que databan de los primeros siglos a.C., los arqueólogos hallaron capas de lo que parecían escombros aleatorios.

Pero los escombros resultaron ser rocas cuidadosamente colocadas para formar un glacis, una pendiente defensiva que se proyectaba de una muralla enorme. “Las piedras estaban dispuestas en capas, con un ángulo de 15 grados en el fondo, y de 30 grados en la parte superior –informóBen-Ami, indicando unas tarjetas de diversos colores colocadas en cada capa-. No se trata de un edificio que colapsó; fueron puestas allí a propósito”.

El equipo también encontró monedas que abarcan desde la época de Antíoco IV hasta el periodo de Antíoco VII, quien era el monarca seléucida cuando Acra fue tomada. “También tenemos puntas de flecha, hondas, y piedras balísticas, todas griegas –añadió-. Y un ánfora devino importado”. Como los judíos dogmáticos solo bebían vino local, eso apunta a la presencia de extranjeros o de individuos que no observaban el estilo de vida judío.

Tal vez te interese: Religión y turismo se dan la mano en Nueva York

Piedras para hondas y puntas de flecha halladas dentro y en las inmediaciones de la fortaleza griega, son testimonio de las cruentas batallas en Jerusalén.

Foto: Xinhua, Jini, Xinhua Press, Corbis

Ben-Ami no halló indicios de que, repentinamente, hubieran desmantelado la fortaleza, o de que toda la colina hubiera sido nivelada, como afirmó Josefo. Por el contrario, el siguiente reino judío, bajo la dinastía hasmonea, cortó el glacis cuando construyó en años posteriores. Y los gobernantes hasmoneos y romanos usaron las piedras cortadas para otras estructuras, erosionando gradualmente la ciudadela griega.

El descubrimiento pone fin a las teorías que ubicaban el Acra al norte del templo, inmediatamente contiguo, o en el terreno elevado al oeste, cubierto hoy por la ciudad amurallada moderna. Nadie está más contento con el hallazgo que Bezalel Bar-Kochva, historiador emérito de la Universidad de Tel Aviv, quien en 1980 escribió un artículo donde sugería que la fortificación podría encontrarse, justamente, donde excavó Ben-Ami, a un centenar de metros al sur del Monte del Templo, en el corazón de la antigua Ciudad de David.

“En la época de Josefo –dijo-, Jerusalén se había extendido al oeste y el norte, y la Ciudad de David era un punto bajo”. Bar-Kochva cree que el autor judío copió un relato absurdo de un historiador griego, acerca de un esfuerzo de Simón de arrasar el Acra para compensar esta situación.

Oren Tal, arqueólogo de la Universidad de Tel Aviv no asociado con la excavación, dijo que el descubrimiento de Ben-Ami es “el mejor candidato posible” para el Acra. “El hallazgo es fascinante –agregó el arqueólogo israelí Yonathan Mizrachi-. Sugiere que Jerusalén fue una ciudad helenista durante mucho más tiempo, donde los extranjeros fueron dominantes, y construyeron más de lo que pensábamos”.

Mizrachi, quien dirige un consorcio de eruditos llamado Emek Shaveh, se opone al desarrollo del museo porque dañaría las ruinas. En junio pasado, una junta de planificación israelí ordenó a la Fundación Ir David que redujera las dimensiones del complejo. Mizrachi también objeta que los residentes del área, eminentemente palestinos, no hayan sido consultados ni participen en una excavación que, casi literalmente, se lleva a cabo ante sus puertas. Y señaló que Ir David apoya los asentamientos judíos en los territorios ocupados, incluido el barrio Silwan.

Entre tanto, los palestinos de Silwan informaron que las obras han abierto grietas peligrosas en las paredes y los cimientos de las casas colindantes, amenazando la seguridad de todos.

Así mismo, los residentes tienen la inquietud de que la excavación, no obstante lo esclarecedora que pueda ser para los estudiosos, conducirá al desmantelamiento de su barrio. “Esta excavación no está buscando historia –acusó Jawad Siam, director del Centro Comunitario Madaa, enSilwan-. Está diseñada como un proyecto de asentamiento”.

Funcionarios de Ir David no respondieron peticiones de comentarios. “Cuando Jerusalén llama, no puedes negarte –dijo Ben-Ami-. Mi experiencia es la arqueología, no la política”.

ADEMAS COMO ESCLAVOS,ESTA GENTE NO TENIA TIEMPO NI DE ESCRIBIR Y ADEMAS SI SE OPONIAN A ESOS PUEBLOS CONQUISTADORES,LOS MATABAN,ASI QUE ¿PARA QUE ELLOS SE HIBAN A ESTAR INVENTANDO HISTORIAS,POR LO CUAL,SI LAS DABAN A CONOCER,LOS MATABAN?.ADEMAS,SI LO ESCRITO EN LA BIBLIA ES FALSO,¿POR QUE EN TODOS LOS IMPERIOS CAIDOS,EN LA ACTUALIDAD SE CREE EN JESUCRISTO Y EN EL DIOS DE LOS CRISTIANOS?.¿PARA QUE SI LOS ROMANOS TENIAN SUS PROPIOS dioses,HIBAN A GASTAR SU TIEMPO,CAMBIANDOCE A OTRO DIOS?.LO QUE DICEN LOS ECEPTICOS,NO TIENE NADA DE LOGICA.LOS ROMANOS TENIAN SUS PRPIOS dioses,ELLOS NO GANABAN NADA CAMBIANDOCE A OTRO DIOS Y INVENTANDOSE A JESUCRISTO.ELLOS TENIAN SUS MISMAS DIVINIDADES,PARA MANTENER A LA GENTE ASUSTADA,¿PARA QUE CAMBIARSE AL DIOS DE LOS ESCLAVOS?.ADEMAS,LOS MISMO ESTADOUNIDENSES TERMINARON SIENDO TESTIGOS DE DIVINIDADES,QUE LES HICIERON CREER EN JESUCRISTO,EL CRISTO DE LOS CRISTIANOS,SEGUN CUENTAN LOS MISMOS RELIGIOSOS DE ESTADOS UNIDOS DE AMERICA.EL PRIMER TEMPLO,NO ERA LLAMADO TEMPLO,SI NO EL LUGAR SANTO Y EL LUGAR SANTISIMO EN TIEMPOS DE MOISES.EL SEGUNDO FUE EL QUE CONSTRUYO SALOMON Y EL TERCERO ES CONOCIDO COMO LA NUEVA JERUSALEN O JEHOVA SAMMA Y SE DICE QUE ESTA EN LAS ESTRELLAS.¿QUIEN SE HIBA A INVENTAR UN PERSONAJE IMAGINARIO,SI NADIE LE CREERIA?.SIN DUDA,JESUCRISTO EXISTIO Y LAS CIUDADES A LAS QUE SE LIGARON LOS PUEBLOS HEBREOS,SI EN REALIDAD,SE RELACIONARON CON ELLOS,SEGUN LAS EVIDENCIAS QUE LE MOSTRAMOS AQUI.ASI QUE QUEDA DEMOSTRADO QUE TODO LO QUE DICE LA BIBLIA ES VERDAD.ESPERO QUE ESTE TEMA LES HAYA GUSTADO MUCHO,DIOS LES BENDIGA.ASI QUE QUEDA DEMOSTRADO QUE TODO LO QUE DICE LA BIBLIA ES VERDAD.ESPERO QUE ESTE TEMA LES HAYA GUSTADO MUCHO,DIOS LES BENDIGA.

Portada » Iglesia » Israel » Publican los 10 descubrimientos de la arqueología bíblica del 2012

Publican los 10 descubrimientos de la arqueología bíblica del 2012

Los siguientes descubrimientos son algunos de los más interesantes anunciados en el último año, publicado por Artifax, una revista de noticias trimestral publicada por el Instituto de Arqueología Bíblica.

  • ISRAEL
  • 14 ENE 2013
  • 81254
¿Qué sientes con esta noticia?

Cada año varias docenas de instituciones realizan excavaciones arqueológicas en tierra bíblicas, algunas de estas llaman la atención debido a las dimensiones interesantes de sus descubrimientos porque mucha de esta información recopilada nos ayuda a entender mejor el mundo de la Biblia en su contexto social.

Los siguientes descubrimientos son algunos de los más interesantes anunciados en el último año, publicado por Artifax, una revista de noticias trimestral publicada por el Instituto de Arqueología Bíblica.

# 1.- Mosaico de la historia de Sansón: el hallazgo ocurrió en julio, en unas excavaciones arqueológicas en Huqoq en Galilea, Israel, donde se descubrió una monumental sinagoga que se remonta a los siglos IV y V, bajo el Imperio Romano.

Las excavaciones fueron realizadas por Jodi Magness, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, David Amit y Súa Kisilevitz, ambos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, bajo el patrocinio de la UNC, la Universidad Brigham Young en Utah, la Universidad Trinity en Texas, la Universidad de Oklahoma y la Universidad de Toronto en Canadá.

El piso de mosaico encontrado en esta sinagoga tiene una impresionante decoración.

El mosaico, está hecho de pequeños cubos de piedra de colores de la más alta calidad e incluye una escena que representa la colocación de las antorchas de Sansón en las colas de unos 300 zorros (como se relata en el libro de Jueces 15).

# 2) Santuarios del Culto de los tiempos del rey David: Estos santuarios fueron descubiertos en el 2011, pero las excavaciones, fueron anunciadas en la primavera del 2012 por el arqueólogo Yosef Garfinkel del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

El descubrimiento de objetos revelaron luz sobre cómo se organizó un culto en Judá en la época del rey David. Durante las últimas excavaciones arqueológicas en Khirbet Qeiyafa, una ciudad fortificada en Judá, junto al valle de Elah, Garfinkel y sus colegas descubrieron ricos conjuntos de cerámica, piedra y herramientas de metal, y numerosos objetos de arte y culto.

Estos incluyen tres grandes habitaciones que servían como capillas de culto, que por su arquitectura y hallazgos se corresponden con la descripción bíblica de un culto en la época del rey David.

Este descubrimiento es extraordinario, ya que es la primera vez que han sido descubiertos los santuarios de la época de los primeros reyes bíblicos. Debido a que estos santuarios son anteriores a la construcción del templo de Salomón en Jerusalén en unos 30 a 40 años, proporcionan la primera evidencia física de un culto en la época del rey David, con implicaciones significativas para los campos de la arqueología, la historia, la Biblia y estudios de la religión.

# 3) Depósito de agua del período del Primer Templo de Jerusalén: Arqueólogos israelíes descubrieron en septiembre, un depósito de agua del período del Primer Templo de Jerusalén que arroja luz sobre los modos y usos de la vida en la ciudad santa hace unos 2.500 años.

Hallado a los pies del muro occidental de la explanada donde se alzaba el templo, conocido como de las Lamentaciones, el depósito recibía el agua desde el estanque de Siloé, a unos cientos de metros fuera de las murallas, según la Dirección de Antigüedades de Israel.

“Está absolutamente claro ahora que Jerusalén no se abastecía de agua únicamente del manantial de Gihón, sino que tenía otros recursos de uso público”, afirma en un comunicado el arqueólogo Eli Shokrón (arriba en la foto) que dirige el proyecto en nombre de la Dirección de Antigüedades.

Esta cisterna se encuentra cerca de la esquina suroeste del Monte del Templo, bajo el Arco de Robinson. Con sus 66.000 galones de capacidad, este descubrimiento proporciona nueva información sobre el consumo de agua en la época del Primer Templo de Jerusalén.

# 4) Antiguo sello con el nombre de la ciudad de Belén en Jerusalén: Mientras se investigaba el suelo en las excavaciones arqueológicas que la Autoridad de Antigüedades de Israel llevaba a cabo en la Ciudad de David, en los “muros alrededor del Parque Nacional de Jerusalén”, se descubrió una bulla que lleva el nombre de la ciudad de Belén, según la antigua escritura hebrea.

Es el primer artefacto antiguo que constituye una prueba tangible de la existencia de la ciudad de Belén, mencionada en la Biblia.

Una bulla es un trozo de arcilla que se utilizaba para el sellado de un documento u objeto. La misma era impresa con el sello de la persona que enviaba el documento u objeto, y su integridad era una prueba de que dicho documento u objeto no había sido abierto por cualquier persona no autorizada para hacerlo.

# 5) Sello hebreo con el nombre de ‘Matanyahu’ de período del Primer Templo: Los restos fueron descubiertos en el edificio más cercano al Primer Templo, expuesto hasta ahora en las excavaciones arqueológicas, un sello hebreo con el nombre de ‘Matanyahu’.

Tras el trabajo arqueológico de la Autoridad de Antigüedades de Israel en el canal de drenaje de hace 2.000 años entre la Ciudad de David y el Jardín Arqueológico de Jerusalén, ocurrió este descubrimiento.

Este era un sello hebreo personal del final del período del Primer Templo fue descubierto en el piso del antiguo edificio. El sello está hecho de una piedra semi-preciosa y está grabada con el nombre de su dueño: “Lematanyahu Ben Ho…” (“למתניהו בן הו…”, que significa: “Perteneciente a Matanyahu Hijo de Ho…”). El resto de la inscripción esta borrada.

De acuerdo con Eli Shukron, director de las excavaciones en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel “el nombre Matanyahu, al igual que el nombre de Netanyahu, significa dar a Dios. Estos nombres se mencionan varias veces en la Biblia. Son típicos de los nombres en el Reino de Judá, a finales del período del Primer Templo.

# 6) Un escarabajo egipcio: Esto se encontró en Jerusalén poco antes de la Pascua del 2012. Representa la imagen de un pato, que es el nombre del dios sol Amón-Ra. Está fechado en el siglo 13 Antes de Cristo, justo después del período de Amarna.

# 7) La Kiryat Gat: Este tesoro fue encontrado cerca de Ashkelon y contiene 140 monedas romanas de oro y plata que datan de finales del siglo primero y principios del segundo. El tesoro incluye un pendiente de oro y un anillo con un sello que representa a una diosa alada. Los magníficos artefactos fueron enterrados en un patio y envueltos en una tela de paño, presumiblemente ocultados por un habitante rico.

Las monedas de oro y aproximadamente 140 de plata, llevan imágenes de los emperadores Nerón, Nerva y Trajano, y habrían sido acuñadas entre el 54 y 117 d.C., décadas antes de la revuelta judía de Bar Kokhba contra los romanos.

El arqueólogo Sa`ar Ganor sugiere que este “es probablemente un escondite de emergencia en el cual una mujer rica, ante el peligro inminente, escondió sus joyas y dinero envueltas en un paño y en lo profundo de la tierra antes o durante la revuelta de Bar Kokhba.

# 8 ) La escultura hitita Neo en Tel Tayinat: Los registros de inscripción son del reinado de Suppiluliuma, que probablemente antecede a Salmanasar III en el año 858 Antes de Cristo. Se trata de una excavación importante en Turquía, a 22 millas al este de Antioquía (antigua Antioquía) en el camino a Aleppo. Tim Harrison, quien es un arqueólogo de la Universidad de Toronto cree que este es el reino neohitita, que también puede ser el Calno mencionado en Isaías 10:9-10.

# 9) Trigo con 3400 años de edad en Hazor: El trigo fue descubierto en 14 jarras de arcilla, fue quemado, pero no destruido hace 3400 años. Esta es una de las excavaciones en curso más relevantes de Israel, en una de las ciudades más antiguas e importantes de Israel.

# 10) Puerto de Akko: Arqueólogos expusieron los restos del puerto, correspondiente a los siglos tercero y segundo Después de Cristo. Este fue el puerto más importante de Israel en los siglos inmediatamente anteriores al nacimiento de Cristo.

Traducido y adaptado por NoticiaCristiana.com de Assist News

ABAJO ENCONTRARA PAGINAS QUE NOS SIRVIERON DE FUENTE DE INFORMACION PARA ESTE TEMA.

Partager cet article

Repost 0
Published by PRUEBAS CRISTIANAS INTENSAS
commenter cet article

commentaires

Présentation

  • : PRUEBAS CRISTIANAS INTENSAS
  • PRUEBAS CRISTIANAS INTENSAS
  • : PRIMERA PAGINA QUE PRUEBA QUE SUCESOS MENSIONADOS EN LA BIBLIA QUE MUCHOS CREEN QUE NO OCURRIERON,SI ACONTECIERON EN REALIDAD POR MEDIO DE ESCRITOS Y OTROS MUCHOS MEDIOS MAS.LA MEJOR WEB DE PRUEBAS CIENTIFICAS CRISTIANAS.PRUEBAS CRISTIANAS INTENSAS,EVIDENCIA TOTAL
  • Contact

Recherche

Articles Récents

Liens